Etiquetas:

Si tienes dudas, no te preocupes, cuando leas este artículo, sabrás como elegir la bombilla adecuada la próxima vez que compres una.

Cuando pensamos en decoración o interiorismo, solemos fijarnos en tejidos, texturas, materiales, etc.. pero es muy habitual que nos olvidamos de la iluminación o la dejemos para el final, sin embargo, debe estar presente desde el principio en el diseño ya que es una parte fundamental de la decoración, además, jugando con ella podemos hacer que un mismo espacio físico, se adapte a las necesidades de cada momento del día, dependiendo del uso y vida que queramos darle al espacio en cada momento.

Hay multitud de factores que debemos tener en cuenta, pero en este artículo, nos vamos a centrar en los parámetros necesarios para elegir la bombilla más apropiada para iluminar nuestro espacio.

Existen diferentes tecnologías a la hora de fabricar una bombilla, incandescentes, halógenas, bajo consumo, etc.. todo el contenido de este artículo es para bombillas con tecnología LED.

Presentamos una tabla resumen con los principales parámetros que debemos tener en cuenta a la hora de elegir una bombilla, así como dos columnas con valores de ejemplo, no te asustes, explicamos cada uno de los parámetros de manera sencilla y práctica.

Si te gusta este artículo, te queda alguna duda o ves algún error, estaremos encantados de leer tus comentarios.

1. Tensión de funcionamiento (V).

La magnitud que la cuantifica es el voltaje y nos indica el rango de voltios dentro de los cuales la bombilla funcionará en condiciones óptimas.

En las viviendas Españolas, es de 220V.

2. Tipo de Alimentación (AC/DC).

Las bombillas pueden alimentarse con AC (Corriente alterna) esta es la habitual en las viviendas u oficinas.

Otra opción es DC o CC (Corriente Continua), este tipo de alimentación suele ser habitual cuando las bombillas se utilizan en lámparas o equipos con transformador de corriente.

3. Frecuencia – Hercios (Hz)

Es un parámetro que sólo lo encontrarás en las bombillas que funcionan con corriente alterna (AC), en las de corriente continua no aplica este parámetro.

El valor más habitual es España es de 50Hz y en los paises americanos de 60 Hz.

4. Consumo eléctrico – Vatios (W).

La unida de medida son los vatios y representa el consumo eléctrico de la bombilla.

A la hora de elegir una bombilla, es importante coger aquella que nos aporta la luz necesaria, sin gastar más de lo necesario en el consumo eléctrico, ten en cuenta que cuanto mayor sea la potencia, mayor será el consumo eléctrico.

5. Flujo luminoso – Lúmenes (lm).

El valor de este parámetro mide la potencia luminosa percibida por el ojo, esto es, la cantidad de luz que emite la bombilla.

Cuando mayor sea este valor, mayor cantidad de luz percibiremos en la estancia.

6. Ángulo de apertura de la luz emitida – Grados (º).

Es importante a la hora de elegir la bombilla que necesitamos, ya que cuanto menor sean los grados, más focalizada será la luz y cuando mayor sea este valor, la luz se repartirá más.

6. ángulo de apertura de iluminación

En esta imagen se puede apreciar la importancia del ángulo de apertura, asumiendo que al incrementar los grados, la luz es más ambiental y va perdiendo intensidad conforme se aleja del punto de origen.

Si quieres iluminar una isla de cocina, mejor bombillas con un ángulo pequeño, si por el contrario quieres iluminar una habitación o salón, mejor una bombilla con apertura superior para que la luz quede más repartida.

7. Temperatura de color para luces blancas – Kelvin (K).

Se mide en Kelvin, y representa la componente dominante de color en las luces blancas, de forma que un valor bajo de este parámetro implica tonos cálidos (color blanco amarillento) y con un valor alto obtenemos tonos fríos (color blanco frio)

  • 2500K – 3200K: Tonos cálidos/amarillentos – Salones, dormitorios,etc..
  • 4000K – 4500K: Tonos Neutros. (es la más parecida a la luz natural) – Baños, cocinas, oficinas
  • 6000K – 6500K: Tonos fríos – Cocinas, baños, oficinas.

Ejemplo: Si quieres iluminar tu despacho o la cocina, te recomendamos que elijas una bombilla con una temperatura de color neutra 4000K aprox, es una bombilla muy común, tendrás una luz neutra que no distorsionará los colores.

7. Temperatura de color de luces blancas

8. Casquillo o rosca de la bombilla.

Cuando vas a elegir una bombilla, este es uno de los parámetros más importantes, de nada sirve todos los parámetros anteriores si no puedes conectarla en tu lámpara.

Este parámetro hace mención al tipo de rosca o enganche que tiene la bombilla, asegúrate que tu lámpra o aplique tiene el mismo sistema de sujeción. Existen multitud de casquillos, aquí ponemos los más comunes en España:

Casquillos de bombillas, más comunes en España.

9. Tipo de uso para Interior/exterior.

Hay que tener en cuenta el entorno en el que va a trabajar la bombilla, ya que si utilizamos una bombilla de interior en el exterior su vida útil se reducirá considerablemente.

Cuando vayas a elegir una bombilla asegúrate que el uso que necesitas es el adecuado, de lo contrario, además de ser peligroso, la vida de la bombilla se acortará considerablemente.

10. Grado de protección IP.

Nos indica el nivel de protección que sus materiales exteriores le proporcionan contra la entrada de materiales extraños a la electrónica del equipo, en nuestro caso la bombilla. Existen muchas consideraciones a tener en cuenta, pero en lo que a bombillas para vivienda u oficina se refiere, lo principal a tener en cuenta es:

  • IP20: Protegido frente a polvo y ninguna protección de líquidos. Esto es, las bombillas habituales en el interior de la vivienda, excepto zonas húmedas como baños, cocinas, galerías, etc..
  • IP44: Alta resistencia al agua. Son las recomendadas para baños, cocina, ducha, etc..
  • IP65: Los equipos con este grado de IP, protege de polvo y pulverización de agua al interior. Las bombillas con este grado de protección son las adecuadas para el exterior de la vivienda, terrazas, jardines, etc.. siempre que no quede sumergida.
  • IP68: Protección bajo el agua, de forma permanente y el polvo. Este grado de protección es el necesario para la iluminación utilizadas en las piscinas y similares.

En la siguiente imagen se muestra un ejemplo del grado de protección a utilizar en un baño.

11. CRI: Color Rendering Index – Índice de reproducción cromática.

Indica la capacidad de la luz emitida por la bombilla para reproducir fielmente un color, en comparación con la luz natural.

Este parámetro es muy importante, por ejemplo, si queremos iluminar un comercio de ropa, telas, fruterías, floristerías, concesionarios de vehículos, etc. en definitiva, todos aquellos lugares donde queremos que el color del producto se vea en el comercio, lo más parecido posible a la vista en el exterior.

El CRI va desde 0 a 100, considerando 100 el valor que más se acerca a la perfecta reproducción de los colores.

No hay que confundir el CRI con la tonalidad de la luz que veíamos anteriormente.

En la siguiente imagen representamos un mismo producto, iluminado con la misma tonalidad (2700K – Luz cálida) y con diferentes valores de CRI, el CRI 97, cercano a 100, es el que mas nos recuerda a una manzana colgada del árbol.

12. Eficiencia energética – Lúmenes/Vatio (lm/w)

El valor de la eficiencia energética se obtiene como resultado de la relación entre el flujo lumínico y la potencia.

Cuando conectamos una bombilla, el consumo eléctrico se transforma en calor y luz, la mayor parte de la energía se transforma en calor y el resto es luz.

La eficiencia de las bombillas led, rondan el 30-40%, es decir de cada 1W eléctrico, entre 0.3W y 0.4W se transforman en luz, el resto lo disipa la bombilla en forma de calor.

Actualmente las calificaciones energéticas están en proceso de cambio, tradicionalmente en el caso de bombillas led se representan con A, A+, A++, etc…, como regla general, cuando más “+” tenga la letra A, mejor será su eficiencia.

Imaginemos que vamos a comprar una bombilla y en el comercio vemos varias con la misma etiqueta energética, por ejemplo A++, ¿esto quiere decir que todas serán igual de eficientes? La respuesta es, no necesariamente, por tanto, veamos como con una simple división podemos saber cual de las 2 bombillas es más eficiente.

  • Bombilla 1: Flujo luminoso 780lm – Potencia 9W -> Eficiencia: 780lm/9w = 86,6 lm/w.
  • Bombilla 2: Flujo luminoso 700lm – Potencia 9W -> Eficiencia: 700lm/9w = 77,7 lm/w.

Esto quiere decir que con 1W de potencia eléctrica, la bombilla 1 generará un flujo luminoso de 86.6lm mientras que la bombilla 2 emitirá 77.7lm, por tanto, la bombilla 1 es más eficiente que la 2.

13 Horas de vida útil de funcionamiento.

Nos dice el número de horas que la bombilla puede permanecer encendida sin estropearse, conforme al ensayo realizado por el fabricante en condiciones óptimas conforme a la normativa.

Como es de esperar, cuanto mayor sea este valor, mas tiempo tendremos para amortizar el coste de una bombilla.

Las bombillas led suelen rondar las 30.000 horas de vida útil.

14. Número de ciclos de encendido y apagado.

De nada sirve que la bombilla dure muchas horas si el número de ciclos de encendido y apagado es bajo, por tanto, este parámetro irá relacionado al anterior de tal manera que el número de ciclos que soporte una bombilla led, deberá ser, como mínimo de la mitad de la vida útil, con un máximo de 15.000 ciclos.

A continuación vemos tres casos con los ciclos que debe aguantar la bombilla en base las horas de vida útiles dfinidas

  • 10.000 h -> Nº de ciclos 5.000.
  • 30.000 h -> Nº de ciclos 15.000.
  • 50.000 h -> Nº de ciclos 15.000. (A partir de las 30.000 h los ciclos se fijan en 15.000)

15. Regulable (SI/NO).

No todas las bombillas led se pueden regular, por tanto, es un punto importante a tener en cuenta a la hora de comprar una bombilla led o un regulador.

En muchos casos se compra un regulador para bombillas led, se conecta y no funciona, pues bien, antes de pensar que el regulador está estropeado, asegúrate que la bombilla es regulable.

16. Tipo de luz emitida por la bombilla (Blanca o RGB).

En este parámetro se informa de los colores de los led que conforman la bombilla internamente, por un lado están los led blancos, con diferente temperaturas de color, como veíamos anteriormente y por el otro los RGB.

Los led RGB hacen referencia a Red+Green+Blue (Rojo+Verde+Azul), esto es, en el mismo encapsulado hay 3 led, cada uno de un color básico indicado, dependiendo de la intensidad aplicada a cada led se compone el color resultante.

Por tanto, con bombillas blancas se puede emitir luz blanca y con bombillas RGB se puede emitir luz de colores, según el controlador de la bombilla podemos cambiar el color.

17. Tipo de led.

Cuando decimos bombilla tipo led, es porque la transformación entre electricidad e iluminación es realizada a través de diodos led que transforma la energía eléctrica en luz.

Para fabricar bombillas se utilizan distintos tipos de diodos led, pues bien, cada tipo de led otorga a las bombillas características también distintas, veamos los más importantes.

DIP estándar: Fueron las primeras en utilizarse en las primeras bombillas, pero actualmente está en desuso para las bombillas. La tecnología es obsoleta y la eficiencia y durabilidad son bajas respecto al resto de modelo.

SMD: Esta es una de la más utilizada actualmente para las bombillas y sobre todo para las tiras led. Tiene buena eficiencia, ronda los 60lm/W.

  • COB: Este tipo de led está formado por un grupo de leds, que se agrupan todos en una pequeña placa electrónica, lo que obtiene una mayor eficiencia, rondando los 110lm/w.

Hasta aquí nuestro artículo sobre bombillas. Esperamos ser de ayuda cuando te encuentres frente a un montón de bombillas, en la tienda o en internet, aparentemente todas iguales.

Recuerda, si te ha gustado, tienes alguna duda o has visto algún error, por favor, déjanos tu comentarío.

5 2 Votos
Article Rating
Suscríbete
Notify of
guest
0 Comentarios
Feedbacks en linea
Ver todos los comentarios